CGT Enseñanza Campo de Gibraltar alerta, a través de un estudio realizado por FASE, de la evidente  privatización de la educación en Andalucía

Las enseñanzas religiosas, segregadoras y elitistas ganan terreno en Andalucía frente a una educación pública integradora que acoge a la diversidad

Un estudio realizado por la Federación de Enseñanza de la CGT en Andalucía evidencia, con datos oficiales del Ministerio de Educación y la Junta de Andalucía, el fuerte proceso privatizador que están sufriendo las Enseñanzas de Régimen General en favor de los centros privados concertados y el carácter segregador de la distribución del alumnado desde el curso 2011/12.

Los datos de asignación de nuevas unidades confirman que el alumnado con Necesidades Educativas Especiales se está derivando en su práctica totalidad a las enseñanzas públicas. Desde el 2011, el 99,7% de las unidades creadas en Educación Especial y Formación Profesional Básica son asignadas a centros públicos, lo que pone de manifiesto que se está produciendo una selección del alumnado. Este efecto segregador de los conciertos educativos viene siendo denunciado desde hace años por CGT.
Contrasta fuertemente frente a este dato que, en el resto de enseñanzas de régimen general en este mismo período, las unidades concertadas crecen en un 117% frente al descenso de las públicas, ganando 1.277 unidades frente a la pérdida de 192.
Es significativo que, en etapas como Infantil 2º Ciclo de 2011 a 2019, por cada 30,5 personas que desciende la matriculación se ha perdido una unidad pública. En el caso de la concertada, por el contrario, se produce el “milagro de los panes y los peces” y, pese a perder 2.103 alumnos en este mismo periodo, el resultado global es que crece en 33 unidades.

En educación Primaria, desde el curso 2016/17, por cada 27,2 alumnos que ha descendido la matriculación se ha perdido una unidad pública; en la concertada hace falta perder 254,5 alumnos para cerrar una unidad. Hablamos de una proporción prácticamente de 1 contra 10.

Las cifras demuestran la existencia de un proceso privatizador de las enseñanzas de régimen general en Andalucía desde hace una década, que se ha acentuado notablemente a raíz del acuerdo firmado con la concertada por el gobierno Andaluz del PSOE durante el curso 2016/17. La apuesta del nuevo gobierno y los responsables de la Consejería de Educación por estas enseñanzas privadas concertadas y las medidas propuestas, como la implantación del distrito único, van a acelerar todavía más este proceso privatizador de las enseñanzas públicas.

Por todo ello, CGT exige:
-El blindaje de las enseñanzas públicas ante la pérdida de unidades que evite la supresión y desaparición de plazas de profesorado por falta de horarios.
- Un plan de estabilidad que garantice los empleos de los funcionarios interinos.
- La creación de una única red pública y laica de enseñanza en la que se integren de forma progresiva todos los centros.

- Dotación de recursos y financiación necesaria para todos los centros públicos.

Compartir en

Author:

NUEVAINFORMACION.ES - El diario independiente el Campo de Gibraltar. ¡Síguenos en Facebook!

0 Comments: