INTENTO DE HOMICIDIO A UN VIGILANTE EN EL CENTRO DE MENORES LA MARCHENILLA DE ALGECIRAS

INTENTO DE HOMICIDIO A UN VIGILANTE EN EL CENTRO DE MENORES LA MARCHENILLA DE ALGECIRAS

Trágico suceso producido hoy en el Centro de Menores La Marchenilla de Algeciras, en el que un joven ha atacado sorpresivamente a personal del centro.


El joven se puso en extremo violento y atacó primero a uno de los educadores por lo que se da aviso de inmediato a seguridad. 

Personados los Vigilantes de Seguridad al lugar de los hechos, este interno ataca a uno de los vigilantes inmovilizandolo en el suelo y aplicándole una técnica de asfixia de la que el vigilante no podía zafarse. Según se señala “fue necesaria la reacción expeditiva de los otros dos compañeros para quitar a este interno de encima del vigilante que ya tenía claros signos de asfixia y pérdida de conocimiento. “

Aun así, según indica pudo golpear a otro en la mandibula y propinar un bocado en el antebrazo al tercero.

Al final pudieron aplicar el protocolo para estos casos y finalizar con la intervención. De estos hechos se tienen partes médicos y denuncias formuladas por estos compañeros en la Comisaría de Policía de esa localidad.

Desde la Asociación Anvisepri se señala por énesima vez pone sobre la mesa la situación de este Centro, apelando una vez más a la Empresa de Seguridad: “Esta acaba de entrar a hacerse cargo de la seguridad del Centro y lo único que hasta la fecha a hecho es seguir la estela de la anterior dejándo a los vigilantes,a sus trabajadores, desprotegidos y a merced de un gestor que solo se preocupa de que no salgan los hechos al exterior y no el buscar soluciones. Ni siquiera se ha personado en el Centro a presentarse delegándo en los dos jefes que ya tenían. Más de lo mismo.”


Se inste además en la conveniencia de un cambio en la gestión del Centro: “está comprobado que con estos gestores más pronto que tarde se va a producir una desgracia irreparable. La semana pasada dos compañeros tuvieron que coger bajas psicológicas porque tienen miedos,temores. Porque son amenazados continuamente y ven que la respuesta de la Dirección es premiar a esos internos que con esta actitud se crecen y llegan a amenazar de muerte a estos profesionales.”