ALARMANTE FALTA DE RECURSOS HACE INSOSTENIBLE TRABAJAR EN BOTAFUEGOS

Los funcionarios de prisiones de Botafuegos se encuentran con el agua hasta el cuello en prisión. Con las tareas que encomienda la Administración Penitenciarias a sus trabajadores, hace materialmente imposible realizar una mínima labor de vigilancia en el interior de los módulos, donde conviven más de 100 presos juntos.


Esta imposibilidad está basada en la alta carga de trabajo burocrático que se realiza de forma ordinaria, como puedan ser la recogida, identificación, firma y registro de instancias, cometidos que impiden dar la seguridad que corresponde a los trabajadores penitenciarios, y por extension a la Administración Penitenciaria ya la que tienen derecho los reclusos. 

El Sindicato de funcionarios de prisiones Acaip-Ugt añade sobre esto otro inconveniente, "el de estar desempeñando el servicio de vigilancia, completamente solo en el módulo" , siendo lo más grave que la propia Administración asuma que una única persona desempeñe la carga laboral que corresponderían a dos trabajadores, tal y como está establecido en la RPT, diseñada por los propios técnicos y mandos de Instituciones Penitenciarias, pero ésta segunda persona que falta, es la que protege, ampara y presta seguridad vital al otro Trabajador Penitenciario cuando se suceden hechos regimentales graves como agresiones verbales y/o físicas, o cuando se procede a la subida y bajada de celdas, al reparto del racionado diario, requisa de celdas, cacheos de internos, traslados de internos a otros departamentos.

La Administración Penitenciaria es la única responsable de lo que sucede en las prisiones, entre otros motivos, por no generar un ambiente de seguridad a sus propios trabajadores, debido a la ingente falta de Recursos humanos existentes en Botafuegos-Algeciras, y también en todos los Centros Penitenciarios de la geografía española, por no proceder a cubrir las vacantes faltantes en las RPT y por tampoco tener previsto el cubrir provisionlmente las demás cotingencias laborales que se suceden como puedan ser Bajas, permisos, licencias...

El sindicato Acaip también añade, que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, conocedora del problema existente ante la falta acuciante de Recursos Humanos, por razones de urgencia y necesidad, desarrolló una Instrucción (I. 11/2019) que entró en vigor en Junio de éste mismo año para resolver puntualmente las situaciones descritas anteriormente, así como las vacaciones, los inminentes concursos de traslados de los funcionarios de carrera y de prácticos, pero que no está teniendo los resultados previstos. 

Tomando como referencia la última oferta de empleo público, que está sobre las 900 plazas, si tenemos en cuenta que entre jublaciones y fallecimientos se han perdido alrededor de 600 plazas, el incremento real en recursos Humanos ha sido de 300 plazas y si tenemos un faltante de más de 3400 plazas en las prisiones españolas, en el mejor de los casos tardaremos más de diez años en cubrir las vacantes. 


Una de las reivindicaciones que tiene la Agrupación del cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias ACAIP de forma perenne en su agenda, es el incremento en Recursos Humanos para completar la RPT a la mayor brevedad, pero para ello antes debe existir, por parte del Ministro Interior Y su Secretario General, voluntad real de negociar tan grave problema.

Compartir en

Author:

NUEVAINFORMACION.ES - El diario independiente el Campo de Gibraltar. ¡Síguenos en Facebook!

0 Comments: