LA LUDOPATÍA SE EXTIENDE Y SE CEBA CON LOS JÓVENES

Las casas de apuestas se están disparando. Y con ellas la adicción a esta nueva modalidad de juego. Unos 100.000 españoles, en riesgo de sufrir ludopatía, y las estadísticas comienzan a causar inquietud: el año pasado el 5,6 % de la población de entre 18 y 75 años arriesgó dinero en las máquinas tragaperras. Y de la inquietud de pasa a la preocupación, al comprobar que las casas de apuestas se han disparado en un 304%. 



La adicción a las
 apuestas tiene un efecto devastador sobre los enfermos, que gravitan siguiendo el recorrido de un círculo vicioso; pierden dinero y tratan de recuperarlo para dejar de jugar, pero siguen acumulando pérdidas que pesan como una losa sobre su conciencia, o bien ganan y continúan apostando hasta que pierden y siguen jugando, creyendo que volverán a ganar como ocurrió al principio. 

Es el caso de Ana, de 28 años, que ha llegado a jugar 800 euros en unas horas. En tratamiento desde marzo, esta auxiliar administrativa acumula una deuda cercana a los 16.000 euros que va saldando con su prestación por desempleo: «No sé qué haré después si no encuentro trabajo». Confiesa haber recaído una vez, poco después de reconocer su problema con la ruleta, un sumidero por el que se han hundido sus ahorros y su amor propio. «Mi mente y mi cuerpo no podían más. Iba pidiendo préstamos y sumando deudas, aunque prefiero no hacer cuentas porque me enfado conmigo misma», relata aún bajo los ecos de un sentimiento de culpa a menudo azuzado por el entorno social, incapaz de reconocer la ludopatía como una adicción similar a la dependencia al alcohol o las drogas.

Los salones de juego y las casas de apuestas se están convirtiendo en el nuevo lugar de ocio de los jóvenes madrileños. "Es ahí donde quedan antes de salir, antes de irse a una discoteca o irse a dar una vuelta con los amigos, o quedan exclusivamente en las salas de apuestas para ver un partido, para tomarse algo. Además, como juegan todos los amigos, es difícil que entre ellos detecten que tienen un problema", explica la psicóloga. Podemos señala que es imprescindible que una nueva ley del juego prohíba regalar bebidas en las casas de apuestas. "En algunos de estos establecimientos incluso se ofrecen comida gratis, bocatas o tapas, a los que quieran jugar durante la hora de la comida", asegura Emilio Delgado. "Es imprescindible además que estos locales no se puedan abrir cerca de colegios e institutos".

Compartir en

Author:

NUEVAINFORMACION.ES - El diario independiente el Campo de Gibraltar. ¡Síguenos en Facebook!

0 Comments: