El tiempo - Tutiempo.net

 




    LNI      Campo de Gibraltar






La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie, teléfono y texto

La Galera cumple treinta y cinco años en el puerto de Algeciras


La familia Gómez lleva gestionando el bar La Galera, ni más ni menos que treinta y cinco años en la estación marítima del puerto de Algeciras, una trayectoria que más quisieran muchos establecimientos de la ciudad tener en su historia. 


En aquellos años 86, todo era diferente, el trasiego de transeúntes no daba abastos a las instalaciones que había en aquella estación marítima en continuo crecimiento, y detrás de la oportunidad, el empresario hostelero José Gómez vio la oportunidad, solicitando a la autoridad un pequeño bar, para dar servicio a los trabajadores que se concentraban en aquella pasillera estación marítima, repleta de oficinas tanto de las navieras, agencias de viajes, agentes de aduana como su pequeño centro comercial, incluyendo una tienda de suvenir de la ciudad. 


La excelencia, calidad y cercanía humana que la familia Gómez exportaba transfirió rápido, accediendo a mejores instalaciones para seguir ofreciendo su servicio incluso hasta la última edición de las instalaciones portuarias, más modernas y acordes a la importancia que tiene el puerto de Algeciras para el paso fronterizo. 


Javi, Belen, Nono, Susana y David, han continuado con la labor que su padre "Pepe" les delegó y con su misma estela de alegría y profesionalidad. La Galera, lugar de encuentro de muchos trabajadores y usuarios diarios, se pueden degustar los mejores desayunos de la ciudad, con una carta de tostadas y bocadillos de una excelente calidad y la sapiencia de la elaboración de un café excepcional. 


Sin duda la autoridad portuaria de Bahía de Algeciras ha sabido mantener la tradición familiar de los negocios dentro del recinto y actualmente este pequeño bar da empleo a cerca de una veintena de trabajadores. 


En estos tiempos tan compulsos han resistido a esta maldita pandemia en un escenario complicado, con dos años sin operación paso del estrecho y la frontera con Marruecos cerrada.  


Un ejemplo de supervivencia  y esfuerzo, añadido de tradición familiar en un entorno cada vez más frío e invadido por las grandes empresas multinacionales, el bar La Galera, resiste como los antiguos navíos zurcando las bravas aguas del desconocido océano.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
publicidad