El tiempo - Tutiempo.net

 




    LNI      Campo de Gibraltar






La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie, teléfono y texto

La prisión de Botafuegos cifra en 49 los internos contagiados y 59 en cuarentena


La Quinta ola del Covid, ha golpeado el Establecimiento Penitenciario de Algeciras alcanzando su pico máximo hace 5 dias, arrojando una cifra de 9 Funcionarios contagiados además de otros 5 en cuarentena, referente a presos el número era de 94, uno de los cuales aún sigue hospitalizado. Las cifras actuales son de 49 contagiados y 59 en cuarentena.


El pasado viernes 30 de Julio, desde la Sección Sindical de Acaip-Ugt en Algeciras y para proceder a cribar Botafuegos, se pidió por escrito la ayuda de diversos Organismos Públicos como son la Consejería de Salud de la Junta de Andalucia, la Subdelegación del Gobierno de la Junta en el Campo de Gibraltar, asi como del Subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz.


Por otro lado y siguiendo el protocolo exigido por la Secretaría Gral. de Instituciones Penitenciarias, desde la Dirección de la prisión algecireña y a diario, se pone en conocimiento de la Subdirección de Sanidad Penitenciaria: datos, cifras e incidencias derivadas de los brotes de Covid detectados en Algeciras, que también se han hecho extensibles a la Delegación de Sanidad de la Junta en el Campo de Gibraltar.


La 5a Ola ha recrudecido el dia a dia en el interior de la cárcel, debido a varios factores como son: el incumplimiento de la Relación de Puestos de Trabajo, el periodo vacacional, las bajas laborales que ha originado el Covid y la complejidad para trabajar las 24 horas del dia con infectados y sin ningún tipo de formación.


Tras los hechos acaecidos y a pesar de la ayuda solicitada por los Empleados Penitenciarios, a todos nos queda claro una cosa, que “Instituciones Penitenciarias, Consejería de Salud de la Junta Andalucía, y resto de organismos públicos citados” han puesto de manifiesto que les importa bien poco lo que pueda ocurrir dentro de las cárceles españolas, “como si el no hablar del problema, éste no existiera”.


Transcurrida más de una semana desde que Acaip-Ugt formuló las peticiones, ninguno ha dado respuesta a la grave situación generada, el lema de todos ellos ha sido el mismo “ni una mala palabra pero ni una buena 

Artículo Anterior Artículo Siguiente
publicidad