El tiempo - Tutiempo.net

 




    LNI      Campo de Gibraltar






La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie, teléfono y texto

"La danza es un ejercicio sanador": Entrevista en Algeciras a la bailaora Mónika Bellido con motivo del Día Internacional de la Danza


En 1982 fue proclamado por la UNESCO el 29 de abril como Día Internacional de la Danza. Esta fecha fue la elegida por ser la fecha de nacimiento de Jean-Georges Noverre, bailarín, coreógrafo y escritor francés, nacido en 1727, que es considerado el creador del ballet moderno y dejó un importante legado con coreografías y publicaciones relacionadas con el ballet.


La danza es el “lenguaje del cuerpo”, una expresión artística de emociones y sentimientos a través de los movimientos corporales. En la actualidad existen diversos estilos y géneros, que van desde lo tradicional, académico o cotidiano, según diferentes culturas y estilos de vida. Puede tener distintos fines como el entretenimiento, lo artístico, cultural o el religioso.


Dentro de la danza, nosotros nos vamos a acercar a aquella que es propia de nuestra tierra, una danza popular y llena de historia, nos referimos al flamenco, que es parte de nuestro legado cultural en Andalucía.

 


Para hablar de baile flamenco nos hemos reunido con una bailaora algecireña, Mónika Bellido, en su “Escuela de Arte Flamenco”, y hemos querido conmemorar este 29 de abril con ella, hablando sobre la danza y, en particular, con la que ella representa y la vive desde lo más profundo de su alma.

 

- Agustín Del Valle (ADV): Eres mujer, eres universitaria, eres flamenca: ¿qué ha supuesto todo eso para ti en el mundo del flamenco?


- Mónika Bellido (MB): Para mí el baile entronca con lo más profundo de mi esencia, es decir, yo bailo desde que tengo uso de razón, desde pequeñita, porque es algo que el cuerpo me lo ha pedido desde que nací. Distinto es ya que el entorno social en el que uno nace, porque probablemente si hubiera nacido en Rusia bailaría danzas rusas, pero he nacido en Andalucía y he mamado el flamenco desde pequeñita y eso es lo que soy, soy flamenca. Pero, sin duda alguna, la danza es una manera de expresión universal, que creo que une a todas las personas que tenemos y que sentimos esa necesidad, donde quiera del mundo que hayamos nacido. Y creo que una de las grandes claves de la danza, que quizás en nuestro país no está tan reconocida como en otros lugares, una de las cualidades de esa esencia es poder transmitir emociones sin necesidad de emplear palabras. Entonces nuestro cuerpo se convierte en un gran diccionario y un gran libro, con el que transmitir a los demás todas aquellas emociones, que realmente también son universales, y que cualquiera entender en cualquier rincón del mundo, sin necesidad de que medien idiomas concretos. La danza es un lenguaje que todos somos capaces de entender, el cuerpo es una herramienta maravillosa, con  la que podemos expresar las emociones más profundas y las sensaciones más hermosas, sin necesidad de que tengamos un lenguaje común, un idioma común.

 


- ADV: En este Día Internacional de la Danza, se ha elegido al bailarín principal del Stuttgart Ballet, Friedmann Vogel, como el encargado de emitir el Mensaje del Día Internacional de la Danza año 2021. En su discurso ha querido dar un mensaje de solidaridad, motivación e inspiración en esta época de pandemia. Y una cosa que me ha llamado mucho la atención, porque me ha recordado a ti, sería que él sostiene que, más que la fuerza física, en el bailarín es más importante la fuerza mental, que nos ayuda a sobreponernos y a reinventarnos para seguir bailando y para seguir inspirándonos. ¿Qué piensas tú de esta dicotomía entre fuerza física y fuerza psíquica? 


- MB: Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice, porque a veces se confunde lo que es la trascendencia de una expresión artística con una cuestión lúdica. Es decir, una cosa es bailar para divertirte y otra cosa es bailar de una manera profesional. Por eso, lo que dice  Friedmann Vogel cobra todo el sentido, porque es un poco trasladarlo a lo que yo hablo en el flamenco, entre la técnica y lo que es la expresión final del flamenco, La técnica es un medio y, por supuesto, para eso es necesario tener unas herramientas y una fuerza física y es necesario tener una preparación previa. Pero, realmente, la finalidad no es la técnica en sí o la fortaleza corporal. La fortaleza corporal es una herramienta más para llegar a ese resultado final que es la comunicación a través de la danza. Y me parece muy bonito lo que este bailarín dice porque creo que es así y así lo sentimos en todas las formas de manifestación de la danza. Me encantaría que alguna vez, a nivel mundial, se acordaran alguna vez de un artista flamenco para dar este hermoso discurso al mundo, que se hace cada año, y que yo creo que el flamenco está a la altura y al nivel, hoy en día, de cualquier otra rama artística de nuestro arte.

 


- ADV: Respecto a tu tipo de danza, el flamenco, me gustaría saber si has recibido, o eres flexible, a recibir la influencia de otros tipos de danzas.


- MB: ¡Si! Yo creo que conciertas limitaciones… No limitaciones, verás… Yo siempre he defendido que el flamenco es en sí mismo, desde su origen, y lo he dicho hace muchísimos años, desde el foro de la Universidad, que el flamenco en sí mismo es una mezcla, su esencia es una completa fusión de las distintas culturas que han ido depositando, en nuestro territorio, todas su esencia. No podemos perder de vista las influencias árabes que tiene el flamenco, esa forma de bailar, esa forma de cimbrearse por tangos, no deja de ser una influencia de otras culturas y de otras danzas, por ejemplo. Entonces, partiendo de la base de que nuestro origen es en sí mismo una mezcla multicultural, que se ha producido aquí en Andalucía, pues ¿por qué no? Ahora bien, respecto a lo que es la recepción de técnicas y de, por así decirlo, las influencias de otras disciplinas, por supuesto que hay que estar abiertos, hay que tener la mente abierta a evolucionar y a enriquecernos, pero siempre sin perder de vista que no se pierda la esencia de lo que somos. Es decir, estamos en una sociedad cosmopolita, en la que todo tiende a homogeneizarse, entonces yo creo que debemos de tener cuidado en ese viaje, en ese camino de hermandad, que no se pierda lo que es nuestra propia seña de identidad cultural. Podemos enriquecernos, por supuesto que sí, de cualquier otra cultura, de cualquier otra mirada artística, que todo fluya para enriquecernos, pero no para perder nuestras señas.

 


- ADV: Quería preguntarte sobre tus orígenes como bailaora. ¿Cuáles son tus fuentes? ¿Qué bailaoras o bailaores te han influido más en tu forma de bailar?


- MB: Pues mira, Agustín, yo creo que la figura del maestro es importantísima en la carrera de cualquier bailarín o bailaor, porque el maestro va imprimiendo en ti una serie de rasgos, que luego, aunque parezca que no, perduran y perviven ahí para siempre. Entonces, esto en cuanto a lo que son los maestros directos me refiero. Porque luego, otra cosa son aquellos referentes que en tu niñez, de una manera u otra, te han aportado o te han hecho mover el alma y llevarte hasta ese territorio. Porque uno está ahí porque ha visto a otras personas antes ejecutar ese baile, o hacer esa representación artística. En mi caso, el maestro más grande que tuve de pequeña pues ha sido Pepe Heredia. He tenido después grandes maestros, también, como María Guardia “Mariquilla”, a la que mando un saludo desde aquí… Mucha gente que a lo largo de la vida, seguro que se me olvidan muchos… Me ha gustado mucho Javier Latorre y muchos maestros que tuve cuando mi época madrileña en el “Amor de Dios”. Y gente que, a lo mejor, no tienen un nombre muy conocido en el flamenco, como el maestro “El Ciro”, pero que ahí están sus enseñanzas, y han contribuido, como hormiguitas silenciosas, a levantar el mundo del flamenco. Y, luego, he bebido de fuentes como Manuela Carrasco, que me ha gustado mucho, Matilde Coral; me gustaba también mucho cuando yo empezaba, Merche Esmeralda, me parecía una mujer muy elegante en el escenario. Entonces, yo de jovencilla decía que me encantaría y para mí mi bailaora ideal tendría los pies de la Carrasco, las manos de Matilde Coral, el cuerpo de Merche Esmeralda y la colocación del Güito, por ejemplo, o de Mario Maya, el gran Mario Maya. En fin, son muchas las personas que a una le construyen… Y yo siempre digo que en cada volante de mi bata de cola va prendida la enseñanza de un maestro. Y eso, en esta vida hay que ser agradecidos, porque lo que aprendemos, independientemente de lo que hagas después con ello, lo que aprendemos de los demás, nos construye día a día a nosotros.

 


- ADV: Por último, para este Día Internacional de la Danza, qué mensaje daría Mónika Bellido?


- MB: Pues, yo daría un mensaje general, en el Día Internacional de la Danza, para las personas. Sobre todo para las que no se han lanzado nunca a bailar. Porque creo que bailar, en sí mismo, es un ejercicio sanador para el espíritu. Nuestra sociedad vive muy inmersa en el mundo de la mente y nos paramos muy poco a trabajar el mundo de las emociones, y creo que la danza, sobre todo y especialmente el flamenco, es un canal maravilloso para dar salida a todo ese mundo interior que tenemos contenido, y a veces tenemos secuestrado por el pensamiento. Así es que yo les invitaría a dar el paso, a mirarse al espejo, a no tener miedo a equivocarse, a no tener miedo al ridículo y, por un instante, dejarse llevar por los pies, por el cuerpo y por el alma. Así es que a volar en el Día de la Danza.

 

- ADV: Pues muchas gracias a Mónika Bellido por tus palabras.


- MB: A vosotros, gracias.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
publicidad