El tiempo - Tutiempo.net

 




    LNI      Campo de Gibraltar






La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie, teléfono y texto

Tarifa debe estar dentro del Plan de Movilidad Sostenible según Verdes de Europa



Verdes de Europa-Tarifa manifiesta que Tarifa no debe quedar al margen de un Plan de Movilidad Sostenible como pretende el “Plan de Transporte Metropolitano del Campo de Gibraltar”. Los Verdes consideran que una movilidad sostenible no puede pasar por unos planes que dejan atrás el transporte público de las zonas rurales y alejadas del arco de la Bahía de Algeciras.


Además, en su opinión, una efectiva reducción del ozono para Tarifa dependería de una efectividad real de los planes de calidad medioambiental de los municipios del arco de la Bahía de Algeciras, donde se concentra la industria contaminante.  


Los Verdes de Europa-Tarifa lamentan que recientemente se haya apuestado por un Plan de Transporte del Área del Campo de Gibraltar, cuando en el 2006 se comenzó a apostar “Por una Europa en movimiento”, donde se contemplaba la opción de una evolución de transporte sostenible para las personas de las zonas rurales y alejadas. Manifiestan que el plan actual no sería una forma equitativa ni justa para garantizar la transición ecológica desde el punto de vista social.  

  

Consideran que el aumento del transporte público al actual debe tender hacia una logística bien diseñada, que tenga en cuenta la necesidad de los trabajadores que se desplazan entre los municipios de la comarca, por medio de una flota de autobuses moderna, con un mantenimiento adecuado, que vaya reemplazando a aquellos cuya seguridad no está garantizada. Se busca reducir la contaminación y una mejor calidad de aire, para el transporte del Campo de Gibraltar.  




El descontrolado desarrollo industrial ha tenido consecuencias negativas, que ha provocado un efecto de acumulación de emisiones en la comarca, por lo que el transporte debería pasar a por un plan de transporte público diseñado de tal forma que se pueda disuadir  a la ciudadanía a su utilización  con horarios y frecuencia adecuados y que,  a su vez, dependan de una buena información y concienciación de sus ventajas.  Si a ello se suman carriles-bicis, bien diseñados, y con la correspondiente y esencial participación ciudadana, se lograría mucho para mitigar los efectos contraproducentes del transporte en general.   


La portavoz del grupo verde de Tarifa, Rosmarie Hennecke, ha declarado que “lamenta el atraso de 15 años de este plan y que ahora que ve la luz, deje fuera del ámbito a los municipios distantes del arco de la Bahía de Algeciras, cuando éstos sufren las consecuencias de la producción del ozono proveniente de la contaminación de las grandes industrias que contaminan debido a que la política nunca ha tomado en serio los planes de descontaminación  de toda índole, ni han actuado acorde con el “Principio de Precaución”, debiendo tener prioridad absoluta. Se ha decidido actuar sumisamente ante los intereses industriales y del propio Puerto de Algeciras, en lugar de ser conscientes que en el Campo de Gibraltar vive gente que está sufriendo esas consecuencias ante la sumisión hacia la industria contaminante. Considero que el Plan de Transporte, y más con este evidente retraso, es el que menos injerencia tiene en los problemas de salud, que es primordial”  


Manifiesta el grupo que si la administración llevara a cabo la máxima de que “el que contamine, que pague”, otra calidad de vida existiría desde hace tiempo en la Bahía de Algeciras. Se ha normalizado el hecho de las contaminaciones, y ésto, no nos parece “nada sano”. 


Las necesidades y actuaciones de un Plan de Transporte pasa, para este grupo verde, por el transporte público, con unos objetivos y actuaciones que dependan del grado de concienciación sobre el cambio de hábitos de la población. 


Tambien consideran que la infraestructura que se pretende indicar como “estrella”, el denominado “autobús rápido”, lleva serios problemas ambientales adheridos y para ello recuerdan que los costes pasan por las arcas públicas. 


Además, indican que no estaría mal que se pongan de acuerdo los políticos, ya que mientras Mancomunidad habla de un tranvía, la Junta pretende un “autobús rápido,” siendo sus costos similares, dejando entrever que se trata de una rencilla entre partidos y esto lo consideran “desinformación”, porque no sólo confunde, sino que es totalmente inapropiada. Todos deberían pensar en el “interés público” y no en quién hace qué cosa, concluye Rosmarie Hennecke.


Artículo Anterior Artículo Siguiente
publicidad