El tiempo - Tutiempo.net

 



 


 



                       

El primer vehículo de Bomberos de La Línea vuelve a la ciudad 28 años después



El primer vehículo de Bomberos con el que contó La Línea de la Concepción, un Magirus de fabricación alemana, ha vuelto a su ciudad tras dejar el servicio en 1995. En virtud de un convenio entre el Ayuntamiento, el Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz (CBPC) y la empresa Monteverde, el coche será custodiado por esta compañía hasta la construcción del futuro parque de bomberos, donde se exhibirá en exposición pública.

 

A recibir al Magirus han acudido el alcalde, Juan Franco; el presidente del CBPC, Francisco Vaca; el responsable de Monteverde Ready-Mix S.L., Manuel García; el impulsor de la vuelta del vehículo, Pepe Navarro, miembros del actual parque de bomberos local y un invitado muy especial, Francisco Vega Pérez, único superviviente de la primera brigada de bomberos linense quien, a sus 94 años, no ha querido perderse el reencuentro.


El alcalde ha reconocido el “tesón, constancia y perseverancia” de Navarro, ciudadano que tras una búsqueda de trece años, logró localizar en Alcalá de Henares, hace algo más de un año, el auténtico coche de bomberos, matrícula CA-29849, que perteneció a La Línea. Juan Franco agradeció también a la empresa Iturri Protect Fire su cesión gratuita, al CBPC la realización de todas las gestiones para devolverlo a la ciudad y a Monteverde por su custodia temporal hasta la aprobación del nuevo PGOU que permita la construcción del nuevo parque de Bomberos, prevista para el próximo mandato municipal, según declaró el alcalde.


Francisco Vaca compartió dichos agradecimientos y mostró su satisfacción por que el “emblemático e histórico vehículo” haya vuelto a su origen, en “un día de felicidad, de agradecimientos y de alegría para La Línea por el cariño de los linenses hacia este camión.”


Tras su retirada del servicio, la empresa Iturri Protect Fire trasladó al Magirus desde Utrera a Alcalá de Henares, donde ha estado expuesto como un símbolo de los bomberos, según señaló Pepe Navarro. A pesar de permanecer más de treinta años a la intemperie, el camión se encuentra en un aceptable estado y podrá ser contemplado próximamente en recuerdo y homenaje a todos los profesionales que, desde la época de Francisco Vega a la actualidad, protegieron y protegen del fuego a la ciudad y sus habitantes.

Artículo Anterior Artículo Siguiente